Preocupaciones y tratamientos de la piel para diferentes rangos de edad

13 Julio 2022

A lo largo de nuestra vida, las personas nos preocupamos por el estado de nuestra piel. El envejecimiento, en particular, puede dar lugar a preocupaciones cutáneas. Es posible que nos escudriñemos la cara en el espejo en busca de nuevas arrugas y que sintamos que nuestro bienestar y autoestima se han resentido. Todos tenemos derecho a sentirnos bien con nosotros mismos. Si nos preocupan los problemas de la piel, hay tratamientos que pueden ayudarnos, sea cual sea nuestra edad.

 

¿Estamos siendo presuntuosos si nos preocupan los problemas de la piel?

Las personas que se preocupan por su piel pueden ser juzgadas fácilmente como presuntuosas. También podemos juzgarnos a nosotros mismos por serlo. Sin embargo, según la ciencia, las afecciones cutáneas de diversa índole pueden repercutir en nuestra salud mental1. Buscar ayuda profesional puede ser necesario, tanto por el bien de nuestra piel como por el de nuestro bienestar. Además, existe incluso un tratamiento llamado psicodermatología que proporciona ayuda psicológica a las personas con trastornos cutáneos.

Sin embargo, a la mayoría de nosotros nos preocupan cosas más corrientes como la sequedad de la piel, las arrugas, la flacidez y la pérdida de volumen. A continuación, te exponemos los problemas cutáneos más comunes y los posibles tratamientos para los distintos rangos de edad.

 

Problemas de la piel a los 20 años

Cuando somos tan jóvenes, todavía no nos preocupan las arrugas ni otros signos de envejecimiento. En cambio, nos preocupa la piel grasa, los brotes, los poros dilatados, la piel apagada, la irritación de la piel, el eczema y/o la rosácea.

Ante estas patologías o cualquier tipo de duda acerca de nuestra piel, es aconsejable buscar ayuda en un profesional médico y seguir sus recomendaciones.

Galderma cuenta con una amplia cartera de soluciones para el cuidado de la piel, tanto productos ordinarios para el cuidado de la piel como medicamentos con receta, que tu médico te puede prescribir para tratar tu afección cutánea. También hay tratamientos médicos estéticos que pueden ayudar, como los skinboosters, a dar luminosidad a la piel apagada2.

 

Problemas de la piel a los 30 años

También podemos ver los primeros signos de envejecimiento, como la piel seca, la falta de brillo y la aparición de líneas finas y arrugas.

Las preguntas típicas que se buscan en Internet son a qué edad es normal notar por primera vez las arrugas: si a los 20 o a los 30 años, etc. A menudo nos comparamos con los demás y con la gente de las redes sociales. Quizá tememos envejecer más rápido que los demás.

Puede que a algunos les salgan arrugas un poco antes que a otros, pero los que tienen la suerte de no tenerlas pueden tener otros problemas, como bolsas en los ojos o tendencia a la flacidez de la piel. En definitiva, nos preocupamos fácilmente por cosas que los demás no notan.

Hay muchos productos antienvejecimiento para el cuidado de la piel que pueden ayudar con los distintos signos de la edad. También existen tratamientos estéticos como los rellenos y los boosters de la piel que pueden ayudar 2-3.

 

Problemas de la piel a los 40 años

A partir de los 40 años, los signos de envejecimiento son más evidentes. La piel grasa y los brotes pueden dejar de ser un problema.

En cambio, podemos sentir que nuestra piel ha perdido un poco de su elasticidad y firmeza y las arrugas se han hecho más visibles. Los profesionales médicos estéticos pueden empezar a notar un fenómeno llamado “reabsorción ósea”, es decir, una pérdida de masa ósea que puede cambiar ligeramente nuestra forma facial 3.

También puede haber una pérdida de grasa facial3. Es fácil centrarse en los aspectos negativos del envejecimiento, pero conseguir unos rasgos faciales más definidos puede, de hecho, mejorar nuestro aspecto.

Si queremos prevenir o tratar los signos de envejecimiento, tanto los productos para el cuidado de la piel como los tratamientos médicos estéticos, como los rellenos y los skinboosters, pueden ayudar2-3. Para conseguir un tratamiento individualizado que se adapte a nuestras necesidades particulares, es importante consultar a un profesional médico estético cualificado que entienda tanto la anatomía como los resultados que queremos conseguir.

 

Problemas de la piel a los 50 años

A medida que entramos en la década de los 50, la pérdida de firmeza y la flacidez de la piel pueden ser un problema mayor. Podemos pensar que nuestro rostro ha perdido parte de su definición. Las arrugas y los pliegues se han vuelto más prominentes.

Debido tanto a la flacidez de la piel como a la reabsorción ósea, puede haber una tendencia a tener un aspecto "triste"3.

Si nos planteamos realizar tratamientos estéticos para reducir el aspecto de las arrugas, la flacidez de la piel y la pérdida de volumen, debemos elegirlos con cuidado. La solución a nuestros problemas puede ser más compleja que cuando tenemos 20 años.

La piel flácida puede tratarse con productos adecuados para el cuidado de la piel, pero también con tratamientos como la bioestimulación de colágeno, un tratamiento inyectable que estimula la producción natural de colágeno de la piel4. El colágeno es una proteína estructural que proporciona estructura y forma a la piel. Al estimular la producción de colágeno de la propia piel, ésta se vuelve más firme, con menos arrugas y flacidez4.

 

Preocupaciones de la piel a los 60 años

Cuando tenemos 60 años, generalmente experimentamos múltiples signos de envejecimiento. Los profesionales médicos estéticos pueden notar signos de envejecimiento más pronunciados y la pérdida de forma y definición del rostro3.

Aunque no aspiramos a tener el mismo aspecto que los adolescentes, la mayoría de nosotros queremos tener el mejor aspecto posible. Lo que pensamos que es nuestra mejor versión varía de una persona a otra. Algunos somos felices tal y como somos y otros estamos más preocupados por los cambios y queremos tratar algunas líneas y arrugas.

Dependiendo de los resultados que deseemos, podemos necesitar varios tipos de tratamientos. Puede que sea necesario ir paso a paso y tener un poco de paciencia.

Al igual que para el resto de las edades, es fundamental consultar siempre a un profesional médico estético cualificado cuando se planteen tratamientos médicos estéticos.

Además, recordemos siempre que, sea la franja de edad que sea, es necesario complementar el cuidado de tu piel con una rutina diaria de limpieza e hidratación.

Como se ha mencionado al principio de este artículo, los problemas de la piel pueden repercutir en nuestro bienestar y salud psicológica. En lugar de juzgar a los demás, deberíamos reconocer su derecho a sentirse bien a cualquier edad.

Referencias:
1. El impacto emocional de los problemas de la piel. Psychology Today. Disponible en: https://www.psychologytoday.com/gb/blog/skin-deep/201001/the-emotional-impact- skin-problems. Consultado en septiembre de 2019
2. Lee BM, et al. Arch Plast Surg 2015;42(3):282-287.
3. Haddad A, et al. J Drugs Dermatol. 2019 Jan 1;18(1):92-102.
4. Gogolewski S, et al. J Biomed Mater Res. 1993 Sep;27(9):1135–48.

Galderma Error 500
500
It's not you, it's me.

The stream or file "/home/userax/public_html/laravel/storage/logs/laravel-2024-07-22.log" could not be opened in append mode: failed to open stream: No space left on device